Matías Díaz. El guerrero de aquí y ahora.

 MATÍAS DÍAZ SANGIORGIO. (27 de septiembre de 1978, Capital Federal, Buenos Aires). Desde los cuatro años ligado a los deportes de raqueta acaba de cumplir los 33, pero su lucha continúa. Campeón de España durante los últimos tres años, Campeón del mundo con la selección Argentina en el 2002 y situado entre las tres mejores parejas en el circuito profesional PPTour. Actualmente forma pareja con Hernán "Bebe" Auguste con el que reconoce encontrar una tranquilidad decisiva a la hora de afrontar los partidos.

Su próximo destino con la pala es el miércoles 23 de noviembre a las 18h en Valencia, en el VI Internacional PPTour TUTEMPO.

DR.  En los años 90 Matías Díaz inicia su experiencia con el pádel. En el 2001 apuesta por la profesionalidad después de años en las pistas. Pero, ¿en qué momento el jugador se convierte en “El Guerrero”?

M.D.

Creo que siempre fui el guerrero por mi forma de jugar y de ser. Un gran amigo y que trabaja en mi equipo, Hernán Cortés, "Kobi", fue quien me puso el nombre. 
 
D.R. Comenzaste con una raqueta de tenis. ¿Con qué tenista profesional te identificas más y por qué?
 
M.D.
Comencé desde muy pequeño a jugar al tenis ya que el padel no existía, o sólo muy poco. Siempre me gustó de pequeño Iván Lendl y ya de mayor André Agassi. 
 
DR.  Toda tu familia ha estado siempre ligada al deporte de la raqueta. Te decidiste por el pádel con 13 años, en un momento en el que estaba en auge. ¿Cuáles han sido sus mejores momentos deportivos a lo largo de estos años?
 
M.D.
Los años que disfruté mucho jugando y divirtiéndome fue en la etapa de menores, cadetes y juveniles, donde se afrontaba de otra manera al ser adolescente. A nivel profesional, creo que en esta última etapa (desde hace  2 anos) estoy encontrando un equilibrio muy bueno en el juego .
 
DR. ¿Qué otros caminos habrías elegido de no ser jugador profesional de pádel?
 
M.D.
No lo sé, en Argentina estudié turismo y hostelería ( me faltó un año para terminar). Podría haber ido por ese lado, pero por suerte la vida me llevó para otro lado y estoy muy agradecido por ello .
 
DR. En el pádel los jugadores tienen que cuidar cada detalle dentro de pista, pero también llama la atención el fuera de pista. Sponsors, blog, comunicación, nutrición, psicología... Matías Díaz trabaja estos aspectos al mínimo detalle. ¿Cómo se conjuga todo esto?
 
M.D.
Cada año el pádel profesional evoluciona a pasos agigantados, tanto dentro de la pista como fuera.
Lo que tú dices lo llamo el entrenamiento invisible. Nadie ve que lo haces, pero es muy importante.
Por suerte tenemos un equipo de trabajo muy bueno, sin ellos sería muy difícil mantener el nivel que tenemos actualmente y dentro de ese equipo entra la familia, que también da estabilidad. En ese gran equipo están Horacio Álvarez Clementi que es el entrenador de pádel, Roberto Bourdet el entrenador de la parte física, el psicólogo es Richard Martínez, masaje y nutrición lo lleva Eduardo Franco... Sin ellos lo que hacemos no sería posible .
 
DR. Semifinales en Vitoria después de caer en un partido muy igualado ante Juani Mieres y Pablo Lima con los que mantenéis una igualdad máxima tanto en la cancha como en las clasificaciones. Queda una prueba en los Internacionales de Valencia y el Máster. ¿Cuál es el balance en este momento de la temporada?
 
M.D. 
Nuestro balance es muy positivo. Nuestro objetivo como pareja era estar entre los 4 mejores a final de año y ya  estamos terceros a un torneo de acabar 2011, lo que demuestra mucha estabilidad con respecto a los resultados. 
 
DR. ¿Qué nos puede deparar el Máster en Madrid con un Juan Martín Díaz y un Fernando Belasteguín que se muestran con gran confianza y regularidad?
 
M.D.
Bueno... ¡qué contarte de estos 2 jugadores… Llevan 10 anos ahí arriba! 
Llevo compitiendo contra ellos muchos años y en contadas veces he ganado. Creo que se presentan como grandes favoritos, pero eso no significa que dejemos de luchar contra ellos cada partido.
 
D.R. Y ya para terminar ¿Cuál es la batalla de Matías Díaz en el futuro a medio plazo?
 
M.D.
La batalla de Matíaz Díaz es el aquí y ahora, no hay más. Estoy centrado en el día a día más que en una planificación a muy largo plazo. Eso sí, la batalla más grande de mi vida ya la he ganado..., son mis dos hijos y mi mujer, es decir, mi familia.
 
Agradecimientos: Matías Díaz, Marcos Sánchez y Star Vie.